III Trail de Cuntis

Este año le estoy cogiendo el gustillo a esto de ir de corredor escoba en alguna carrerilla: entrenas, vas sin agobios, y además echas un cable a los colegas que organizan carreras (algo que da mucho trabajo y mucha gente no valora, por lo que hay que apoyarlo).

El pasado domingo tocó en el III Trail de Cuntis, en compañía de Orlando, un corredor local: 29km, 1500mDa+, recorrido bonito y variado, mucho bosque y poco asfalto, organización modesta pero muy correcta a cargo del Xesteiras (uno de los clubs de referencia en el trail gallego),… El que no haya ido para el año ya sabe.

TMA-1

En lugar de penetrar en el cráter Tycho, decidimos adentrarnos en la zona de Trevinca. Cuesta desplazarse pero avanzamos a duras penas; es necesario para la humanidad. Ya en lo alto, detectamos un campo magnético extraño, perceptible sólo para entendidos, y poco más tarde dimos con él. Estaba ahí, enhiesto y solitario, emitiendo su señal bajo aquel intenso sol, en la cota 2001: El Centinela.

No había ni rastro allí del Dr. Heywood Floyd, con lo bien que nos vendría ahora su ayuda. Pero de haberlo encontrado, a buen seguro que nos animaría a explorar, así que arriesgamos como lo hubiese hecho el mismísimo comandante Bowman. Afortunadamente nuestros vehículos S.C.B., mucho más fiables que H.A.L., nos condujeron sin problemas a través del valle espacial. Fue como renacer, pero en otra dimensión.

Citas 2015

Estas son las cosillas un poco gordas a intentar en lo que queda de 2015. Dos de bici y dos de trail; dos competis y dos sin dorsal; dos en solitario y dos con colegas. También haremos alguna otra carrereta (¿Penedos do Lobo?) y alguna rutilla (de hecho, creo que se está planificando ya una), que ya se irán contando. ¿Cuántas de todas estas conseguiré? Ahora mismo diría que ninguna, jeje, pero preguntad a final de año.

Próximo reto: Camiño dos Faros

Por buscar una motivación; por ser fiel a mi tonta manía de hacer cosas para las que no estoy preparado; porque me picaba el culo por no haber podido ir el año pasado; por aprovechar la oportunidad de hacer algo especial cerca de casa; porque el itinerario tiene un sentido… No sé el porqué, pero acabo de pre-inscribirme en el Ultra Trail Camiño dos Faros, que tendrá lugar a finales de julio en a Costa da Morte.

El UTCdF consiste en recorrer el Camiño dos Faros, una ruta desde Malpica a Fisterra siguiendo toda la línea de costa, completando un recorrido de unos 203km y unos 4200mDa+ que debe ser auténticamente precioso. Dan un tiempo límite de 48 horas, con sus correspondientes puntos de corte intermedios (para que no nos durmamos en los laureles, claro), y se corre en semi-autosuficiencia (forma profesional de decir que hay avituallamientos y asistencias, pero que no llegan ni de coña), y con el recorrido marcado sólo en parte, por lo que el GPS es obligatorio (aquí el reglamento completo).Se trata de un evento solidario con la FEGERC (Federación Galega de Enfermidades Raras e Crónicas), en el que los corredores pagan una parte de la inscripción, y el resto se recauda mediante el apadrinamiento de kilómetros por parte de amiguetes, aficionados, patrocinios,…, e incluso una bolsa común. Aunque allí lo tenéis explicado paso a paso, os resumo yo el proceso. Básicamente hay dos formas:

  1. Acceder al apartado correspondiente al UTCF en la web de la FEGERC y pichar en el enlace que dice «Compra aquí kilómetros para los corredores«. Cubrir el formulario con los datos requeridos, y en el paso 4 indicar la cantidad (1km=1€) y el corredor (vamos, yo: Francisco Casal, dorsal 039).
  2. El que no quiera meter tantos datos (¡cuidemos nuestra huella digital!), tiene una forma mucho más sencilla: hacer un ingreso bancario, indicando en el concepto «ULTRA TRAIL DORSAL 039», o incluso llamar por teléfono y seguir las instrucciones. Los datos para ello están aquí (arriba a la derecha).


Así que ya sabéis, aunque no prometo nada porque no creo que llegue en forma, si queréis ayudar a una ONG gallega, 2€, 5€, 10€, o lo-que-sea, no os van a hacer más ricos ni más pobres, y sirven para echar una mano a unos, y hacernos penar a otros. Eso sí, hay que darse prisa: el 30 de mayo el 1 de julio (han ampliado), acaba el periodo de donaciones.